miércoles, 6 de julio de 2016

ERROR FATAL: HACER CRECER POR CRECER TU EMPRESA


He comprobado en muchos casos que un emprendedor que inició su negocio propio con mucho esfuerzo y con el tiempo ha tenido aceptación en el mercado y le ha ido bien, y ve ganancias importantes, decide crecer, pero lo hace cometiendo varios errores, siendo el principal error crecer simplemente por crecer.

Efectivamente, al ver el éxito que tiene su negocio, al ver que las ventas se disparan piensa y cree que ha encontrado una mina de oro, y el emprendedor se emociona y piensa que debe crecer su negocio, y piensa que puede encontrar el financiamiento necesario para abrir nuevas tiendas, o para comprar maquinaria con mayor capacidad de producción, o contratar mayor cantidad de personal; y piensa así:

Si con la tienda actual gano anualmente US$10,000 , con dos tiendas ganaré US$ 20,000; o con una máquinas del doble de capacidad ganaré US$ 20,000, o con el triple de vendedores triplicaré mis ganancias.

En general piensan que incrementando recursos el negocio crecerá en el mismo ritmo de dicho incremento. Y basados en este pensamiento se lanzan a hacer crecer su empresa. Error fatal.

Estimado emprendedor, el crecimiento de tu empresa puede ser un gran acontecimiento en tu vida, y lo verás como el fruto fe tu esfuerzo y dedicación, pero también puede ser el inicio de problemas serios y tan grandes y complicados del tamaño del salto que quieras dar en el crecimiento de tu empresa.

Hacer crecer tu negocio no es fácil y requiere tomar en cuenta una serie de aspectos. Lo más importante es que en la etapa de crecimiento de tu negocio debes considerar que la gestión de tu empresa debe ser con criterio gerencial, profesional y técnico. Esto quiere decir que debes hacer las cosas correctamente, debes prepararte y preparar a tu organización para que el crecimiento sea sano y sostenido.

He vivido en carne propia la ingrata experiencia de hacer crecer por crecer mi negocio, simplemente con una visión incremental. Tenía un taller de mantenimiento de autos y me fue muy bien, nuestras ventas eran altas, pero me entusiasmé y con mi socio decidimos abrir dos locales más y lo hicimos, pero sin un manejo gerencial, profesional y técnico, y al cabo de 6 meses tuvimos que cerrar los dos negocios. Perdimos mucho dinero, nos sentimos frustrados y quedamos con deudas.

Ten presente que cuando iniciamos un negocio propio, generalmente lo hacemos con una estructura e infraestructura pequeña y demás flexible, y no tenemos dificultades para realizar un control total del negocio. Y si cometemos errores, muchas veces es posible corregir y seguir adelante.

En cambio, cuando el negocio crece, comprometemos mayores cantidades de recursos, y que debemos cuidar; la estructura e infraestructura son más grandes y se requieren mayores capacidades para controlarlas. Si cometemos errores, será más difícil corregirlos y las consecuencias pueden ser terribles y las pérdidas cuantiosas.

Por ello, hacer crecer tu empresa, es decir hacerla crecer bien, requiere preparación, conocimiento, talento humano competente, inversión y otros elementos muy importantes.

Hacer crecer tu empresa requiere también que tengas presente que debes ir paso  a paso, por etapas. El crecimiento de una empresa podemos compararlo con una carrera de maratón. En una maratón el atleta debe saber dosificar sus energías a lo largo de los 42 Kms de recorrido. Algunos corredores con poca experiencia cometen el error de acelerar en los primeros kilómetros, perdiendo valiosa energía que realmente la necesitarán para los últimos kilómetros de la competencia. Este error le cuesta perder la competencia.

Las empresas al crecer deben saber dosificar sus esfuerzos para crecer a un ritmo sostenido y sin cambios bruscos.

Si has decidido hacer crecer tu empresa, hazlo con un manejo gerencial, profesional y técnico, considerando una inversión de tal manera que tengas control total, con pausa y tranquilidad, y a un ritmo sostenido.

Si analizas bien la situación y llegas a la conclusión que por ahora no podrás hacer crecer tu empresa tal como te gustaría, es mejor que lo dejes por ahora y te prepares para una mejor oportunidad.

Es mejor que sigas con el ritmo de crecimiento actual que perseguir un crecimiento mucho mayor con gran desgaste para ti y comprometiendo seriamente la supervivencia del negocio.

No cometas el error de hacer crecer por crecer tu empresa, te traerá serios problemas!!


Este artículo es interesante y me gustaría compartirlo.


0 comentarios:

Publicar un comentario